Reseña de Santa María: American Kingdoms

 In Reseñas

Lo que me conocen, sabrán, por el tostón que he dado, que Santa María ha sido uno de mis juegos preferidos en 2018. Así que después de 12 partidas, he querido probar la expansión y hoy vengo a contaros qué me ha parecido.

Se trata de una expansión que aporta dos cosas: por un lado nuevas losetas para darle más diversidad a las que ya vienen en el juego base: nuevas losetas de expansión de tu ciudad de 3×1, un nuevo recurso (el cacao), nuevas losetas de condiciones de final de partida/obispos y nuevas losetas de envíos especiales.

Y por otro lado módulos de expansión, en total 4, que podremos añadir por separado o todos a la vez. Y esto amigos, es lo realmente interesante.

Módulo A: El Gobernador

Este primer módulo añade un nuevo “mini puzzle” muy chulo. Empezaremos la partida con la figura del gobernador en nuestro tablero. Cada vez que activemos un dado de la fila o columna donde se encuentra, se moverá hacia la derecha o abajo haciendo que podamos activar el edificio donde caiga o, si termina en un camino, ganar tantos puntos como colonos haya.

Al final de la partida vamos a sumar o restar hasta 12 puntos a nuestro total dependiendo de en qué casilla haya terminado el gobernador en nuestro tablero. Así que nos las tendremos que ingeniar para que termine en una zona con puntos positivos. Además, como no podía ser de otra manera, el gobernador molesta: te bloquea el edificio en el que esté o el terreno para construir. Una mosca cajonera que te tendrá con la mosca detrás de la oreja toda la partida.

 

Módulo B: Los especialistas

Los especialistas son losetas nuevas que vamos a poder comprar cada vez que cogemos un dado del pool general. Pueden ser de producción o de construcción. Los especialistas de producción nos van a permitir llevarnos tantos recursos como especialistas del mismo tipo tengamos, pero cada vez que cojamos a un especialista, nos costará una moneda más que el anterior del mismo tipo. Todo se incrementa, tanto el coste como la producción.

Las losetas de construcción servirán para ampliar la colonia y nos proporcionarán recursos del tipo que indique la loseta. Podremos usarlas para construir encima de otras que ya tengamos.

Módulo C: Los embajadores

Si usamos este módulo, empezaremos la partida sin dado azul y con un dado blanco menos. En el medio de la mesa, pondremos dos losetas circulares y tiraremos un dado blanco y otro azul para ponerlos encima. Estos dados podrá elegirlos cualquier jugador en cualquier momento y sumar o restar valor con monedas para utilizarlo.

Una vez hecho eso, el resto de jugadores de la mesa, podrán utilizarlos también al mismo tiempo, pero ojo-cuidado… sin poder alterar su valor y activando la misma fila o columna que haya activado el jugador que los activó. Lo bueno es que a ellos el dado no les va a ocupar espacio en el tablero, mientras que al jugador que lo eligió y cambio el valor a su antojo, si.

Modulo D: La ciudad maya

Sin duda el módulo más diferente de todos. Uno de los jugadores tendrá que jugar tomando el rol asimétrico de indígena local, teniendo un tablero  y un modo de jugar totalmente diferente al del resto de jugadores colonos.

En su turno, tendrá que elegir dado para activar edificios en un recorrido distinto y construir templos.

También podrá jugar cartas de acción que le permitirán:

  • construir edificios de madera y grano
  • negociar con otros jugadores o con la reserva
  • realizar festivales que le darán recompensas
  • desarrollar tecnología que le permitirá avanzar en el track del oro o de religión

El track del oro es curioso, porque no lo ganará por avanzar en él. Lo que hará simplemente será impedir que los usurpadores colonos se lo lleven de sus tierras, molestando al resto de jugadores en su empeño por llevárselo calentito.

Al final de cada ronda, el jugador de la Ciudad Maya ganará puntos por las cartas de acción que haya jugado multiplicadas por los niveles de templo que haya construido.

Como veis, asimetría total que le da un giro chulísimo al juego.

No suelo fijarme ni comprar expansiones pero hay dos que me parecen imprescindibles. Una de ellas es la del Orleans: Invasions, que también ofrece módulos para jugar en cooperativo, competitivo, a dos, en solitario, añadiendo más interacción etc. La otra es esta.

American Kingdoms es justo lo que esperaba para el Santa María. Añade losetas que le dan más rejugabilidad y eso está bien, pero lo realmente interesante no es eso, son los módulos.

El B y el C están bien, le dan un puntito extra, pero sinceramente, si la expansión se hubiera quedado ahí, quedaría en el olvido como muchas otras. Lo que realmente marca la diferencia es la incorporación de los módulos A y el D que me parecen simplemente geniales, sobre todo el de la ciudad maya por ofrecer asimetría, algo que no esperaba encontrarme y me ha sorprendido mucho para bien. El gobernador en cambio no cambia nada en las reglas del juego, pero le da un giro super interesante para hacerte sentir agobio durante la partida.

Una expansión totalmente recomendable que completa un juego redondo al que seguiré dandole partidas y partidas! Por cierto… ¿cuál es vuestra expansión favorita? ¿Qué buscáis en una expansión para que amplíe la experiencia de un juego que ya se supone redondo?

 

 

 

 

 

 

Recommended Posts

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta conmigo

Si quieres contactar conmigo, no dudes en mandarme un correo. Lo contestaré tan pronto como lo lea.

Not readable? Change text. captcha txt