Undaunted Normandy: adelante mis valientes

 In Reseñas

Undaunted Normandy es un wargame ambientado en los días posteriores al Desembarco de Normandia durante la Segunda Guerra Mundial. Es un juego para dos jugadores en el que uno se encargará de llevar a la 30 División de Infantería de los U.S en un intento por avanzar hacia la liberación del pueblo y el otro a los alemanes en el empeño de resistir la ofensiva.

Tenemos un libro de 12 escenarios que se pueden jugar sueltos, de manera independiente, aunque lo ideal es jugarlos de manera secuencial, empezando desde el primero que que nos sitúa en La Raye, el 15 de Junio de 1944,  hasta el último en Mortain el 12 de Agosto en modo campaña.

¿Por qué jugarlo en modo campaña? Muy sencillo: las reglas del juego, los conceptos y las diferentes unidades se van a ir presentando poco a poco con lo que la asimilación va a ser de manera natural y mucho más sencilla y controlada, como si fuera el tutoríal de un videojuego, que se aprende mientras juegas. Así, en el primer escenario, sólo vamos a tener Scout (soldados de reconocimiento) y Riflemen (fusileros) siendo un escenario muy sencillo y podríamos decir incluso, que con poca chicha, pero que a medida que vamos avanzando, las posibilidades de elegir entre diferentes tipos de unidades va a ampliar las opciones no sólo tácticas sino también estratégicas.

Pero… ¿Cómo se juega y qué tiene de especial este Undaunted? Pues lo primero es que el diseñador del juego, que por cierto es el mismo del Warchest, ha sabido unir perfectamente una mecánica “euro”, bastante conocida por muchos jugadores como es el deck building y las características, temática y conceptos (muy básicos pero suficientes) para experimentar qué es un wargame.

En cada escenario, nos van a pedir que montemos una serie de losetas que van a ser el terreno de juego donde juguemos. Las losetas tienen diferentes ilustraciones que van a permitir recrear de manera básica pero efectiva, la atmósfera del lugar donde se produjeron los hechos. Cada loseta tendrá además un valor de defensa que será el que tengamos durante los combates, – así en campo abierto la defensa posiblemente será de cero, mientras que en bosques o casas, puede ser de hasta tres. Las unidades, también tienen un valor de defensa.

Luego vamos a ver, también en el libro de escenarios, qué unidades sacamos al mapa, los marcadores de terreno conocido, los marcadores de bandera que normalmente son puntos clave que debemos controlar para conseguir nuestro objetivo, etc. Y también nos van a decir qué cartas vamos a poder usar durante el escenario. Algunas de esas cartas las tendremos incluidas ya en nuestro mazo, pero otras podremos ir adquiriéndolas gracias a nuestro Sargento de Pelotón o el Lider de Escuadrón. El primero nos permitirá “reclutar” o en un vocabulario más eurogamer “comprar cartas”, las que queramos y el lider de escuadrón, reclutar o comprar cartas de un pelotón determinado (A, B,C).

De esa manera, iremos construyendo nuestro mazo para ser lo más efectivos posible durante la partida. Los objetivos que se nos plantean son variados, siendo los más comunes “capturar banderas”, que no es más que llegar con nuestros fusileros a una loseta de terreno con el marcador y controlarla (la acción de controlar banderas sólo la pueden hacer los fusileros) o acabar con los fusileros del contrario (este objetivo suele darse más en el jugador alemán).

Con cada carta o tipo de unidad, vamos a poder hacer una serie de cosas para conseguir esos objetivos, así, por ejemplo, con los scout o pelotones de reconocimiento, tendremos primero que reconocer el terreno para que el resto de unidades se puedan mover por él. El uso de los scout es muy importante para que el resto del equipo tenga movilidad por el terreno y no se quede en encasillado, nunca mejor dicho. Además con los scout podemos quitarnos cartas de niebla de guerra, que no sirven para nada y están sólo para entorpecer en el mazo o incluso hacer que el rival tenga que ponérselas en el suyo.

Con los fusileros vamos a poder avanzar para controlar objetivos pero también atacar al rival. El ataque se puede hacer con los scout y los fusileros pero también con los francotiradores, los morteros o los artilleros pero como podréis intuir, cada uno tiene una “potencia de fuego” diferente: con los scout y fusileros sólo lanzaremos un dado, pero con el resto las posibilidades aumentan de manera considerable.

Y los combates son muy sencillos pero también muy peliculeros… El scout Karl Hoffmann acata al fusilero B. El fusilero B está a dos de distancia, tiene una capacidad de defensa de 4 y está sobre una loseta que tiene un valor de defensa de 2. Pues bien, tendremos que sumar la capacidad de defensa, con 2 de distancia y 2 de defensa de la loseta que nos da un valor de 8. Ocho o más es lo que tendremos que sacar en nuestro dado de 10 caras para acertar en el tiro. Los ceros también son éxitos. Si acertamos, nuestro rival tendrá que sacar de su mano, su pila de descartes o su mazo, una carta de ese pelotón B de fusileros y si no tiene o no le quedan cartas, tendrá que sacar la ficha del tablero definitivamente. Las bajas se hacen muy poco a poco pero son un dolor para el jugador que tiene que sufrirlas porque refleja perfectamente el desgaste de ese pelotón… cuantas menos cartas nos queden en el mazo para poder jugarlas, más difícil resultará hacer cualquier cosa con ellas. La inmovilización a la que puede llevar el caos, la desesperación y el desgaste queda perfectamente reflejado. Pero aún así, hay posibilidades de que en un último aliento, el último soldado del pelotón consiga uno de los objetivos que te lleven a la victoria. Una delicia de sistema.

Y volviendo a la campaña, diría que es totalmente recomendable jugarla al completo con un mismo jugador para ver lo divertido que puede ser este juego. La campaña funciona de manera muy sencilla pero efectiva. La manera de jugarla es apuntar en una tabla quien ha ganado cada escenario y las bajas que ha hecho cada bando al rival. Al final habrá que sumar las victorias de cada uno y restar un punto por cada 10 bajas que te hayan hecho. Los americanos suelen tener como objetivo capturar banderas y suelen tener las cosas más fáciles para alcanzar victorias, mientras que los alemanes, además de capturar banderas, en otros escenarios tienen objetivos como acabar con todos los fusileros del rival. Así, aunque el americano consiga más victorias, también sufrirá bastante más bajas que le obligarán a descontar puntos en la campaña, quedando todo bastante igualado y tenso hasta el final.

Además de todo esto, hay muchas sutilezas. Por ejemplo la iniciativa en ciertos escenarios es crucial y adelantarte a lo que pueda hacer tu rival es casi decisivo. Por ejemplo, cortar el paso con tus unidades, ganar la iniciativa para llegar antes a un sitio o acatar de manera desesperada para acabar con el último fusilero que puede llegar a controlar un objetivo, son decisiones críticas y muy tensas. Poder decidir qué unidades sacar en cada escenario… apostar por unidades de reconocimiento que te den movilidad o mejor llamar a filas a los francotiradores para tener más posibilidad de éxito en los ataques a los fusileros… o ir a lo bestia porque veas mucha concentración de unidades en una misma loseta e intentar el tiro con un mortero, que es lento pero muy efectivo una vez desplegado…

Teniendo en cuenta todo esto, sólo me queda deciros que se ha convertido para mi en una pequeña joyita que me ha servido no sólo para jugarlo en casa (la campaña completa) si no también para enseñarlo con partidas sueltas a diferentes amigos que lo han disfrutado al máximo. Es cierto que el primer y segundo escenario son tan básicos que si te quedas ahí pueden hacerte pensar que el juego carece de decisiones y que es todo demasiado aleatorio, pero hay que entender que están ahí a modo de aprendizaje y como introducción a una campaña interesantísima. Ahora mismo sólo está en inglés, pero en Junio está previsto que la editorial DoitGames lo lance junto a la segunda parte que se llamará Undaunted: North Africa y que estará ambientado en la contienda entre Británicos e Italianos en el Norte de Africa durante la Segunda Guerra Mundial… ahí estaremos para continuar con la siguiente campaña, esta vez, en castellano.

 

 

Recommended Posts
Comments
pingbacks / trackbacks

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacta conmigo

Si quieres contactar conmigo, no dudes en mandarme un correo. Lo contestaré tan pronto como lo lea.

Not readable? Change text. captcha txt