Google+

Reseña: Capitan Flint

Por
In Reseñas
Carta de saco
Cartas de Tesoro
Loseta del loro del Capitan Flint

Ficha del Juego

  • Diseñador: Josep M. Allué
  • Ilustrador: Natalia Romero
  • Nº Jugadores: 2-6
  • Tiempo de juego: 10-20′
  • Mecánica: Push your luck / Set Collection
  • Dependencia Idioma: Ninguna, sólo reglas
  • BSO: Capitan Flint
  •  Este juego ha sido cedido por Viravi

El jugador con más pendientes y anillos empieza la partida

Busta-RhymesHoy vamos con la reseña de Capitan Flint, un juego que empieza quien más pendientes y anillos lleve, así que quedais advertidos desde el principio, no se os ocurra jugar con ningún rapero americano.

¿De qué va?

Va de ser rápido, de ser listo y de tentar la suerte un poquito en cada turno para poder resultar ganador.

En Capitan Flint tenemos un cofre del tesoro en la mesa lleno de cartas. Entre esas cartas hay tesoros de distintas formas y colores (perlas, anillos, diamantes y monedas de cuatro colores diferentes). Ese es el botín con el que nos tenemos que hacer durante la partida porque el que más tesoros reúna se hará con la victoria. Pero… ¿Cómo capturamos el botín? Muy sencillo.

Sólo existen dos tipos de cartas: las de tesoro y las de saco. Las de saco las tenemos en nuestra mano y sirven para “capturar tesoros”. Las cartas de tesoro están metidas en el cofre del juego e irán saliendo al centro de la mesa poco a poco.

IMG_1764

 

Pues empezamos la partida con cuatro cartas de saco en la mano y en nuestro turno lo que tenemos que hacer es coger el cofre, ponerlo delante nuestro y empezar a levantar cartas para ponerlas encima de la mesa a la vista de todos los jugadores, prestando especial atención a los símbolos que aparecen en la esquina superior:

  • Si sale el icono del cofre, estás obligado a levantar otra carta
  • Si aparece un garfio no pasa nada a no ser que estés en tu segunda ronda (lo explicaremos más adelante)
  • Si aparece un sombrero y es el tercero que aparece en mesa, todos los jugadores tienen que “atrapar el parche” o lo que es lo mismo, pegar un manotazo en el centro de la mesa tan rápido como puedan, para ser el primero en atrapar la loseta redonda del loro del Capitan Flint. Cuidado otra vez si habeis decidido jugar con el rapero porque seguramente salgais perdiendo en el manotazo. Los anillazos duelen.
  • Si aparece una carta de pirata, todas las cartas del mismo tipo de joya que haya sobre la mesa en ese momento desaparecen de la partida.

Una vez puestas sobre la mesa, el jugador puede decidir usar una de sus cartas de saco para hacerse con las de tesoro que estén en el centro de la mesa (cualquiera que haya sacado en su turno o haya quedado de turnos anteriores) y coincidan en color o tipo. Por ejemplo, si tenemos en nuestra mano, un saco de perlas, podremos coger todas las cartas de perlas que haya encima de la mesa. O si por el contrario, decidimos utilizar un saco verde, podremos coger todas las cartas verdes de la mesa, sean perlas, anillos, diamantes o monedas.

La cosa es que una vez que utilizamos la carta de saco, terminamos inmediatamente nuestro turno y además esa carta de saco se devuelve a la caja (no la podremos utilizar más en toda la partida). Así que si no te convencen las cartas que han salido durante tu turno, tienes una segunda oportunidad para seguir sacando cartas en una segunda fase, eso si, si aparece, un segundo icono de garfio, tu turno termina inmediatamente sin la posibilidad de utilizar tus sacos.

Por lo que habréis podido intuir, aquí de lo que se trata es de forzar la suerte pero no tanto como para perder la oportunidad de arañar puntos en la partida. Y sobre todo tener la picardía de sacar la carta de saco en el momento justo para aprovecharla al máximo.

La partida continua hasta que todos los jugadores se quedan sin carta de saco o hasta que aparece la carta del Capita Flint que, en el momento de hacer el setup del juego, la habremos barajado entre las ultimas 25 cartas.

Opinión

Capitán Flint es un juego de Josep M. Allué y si aún no conoceis a este diseñador os recomiendo que os paséis por su ficha en la BGG y veais el amplio catálogo de juegos que tiene. También es conocido por su amplio catálogo de camisas, pero ese es otro tema a parte.

CRXqadLUcAA3pZ8.jpg-large

Yo nunca había jugado a uno de sus juegos, pero he tenido la suerte de conocerlo a través de este título que hoy reseñamos y por nuestra reciente visita a Essen. Allí presentó Tornado Elli, un juego que, sin saber que era de él, nos llamó muchísimo la atención y que esperamos ver pronto por aquí.

Pero no nos desviemos que ahora de lo que se trata es de contaros qué nos aparecido el que reseñamos.

Capitán Flient es un juego rápido, frenético diría yo y las partidas, que son cortas, invitan a jugar una detrás de otra casi hasta el infinito. Hace falta una voz de autoridad para decir “basta!” y terminar con la sesión.

Y es que tiene cualidades que lo hacen una apuesta segura para tener una sesión perfecta con amigos o familia: tiene el puntito “push your luck” que añade emoción a los turnos, tiene set collection que es una mecánica muy usada pero que funciona tremendamente bien en los juegos familiares por su sencillez, es dinámico y entretenido porque los turnos son rápidos y porque además, la posible aparición de iconos que afectan a tu juego, te hacen estar siempre alerta… Es imposible que con estos ingredientes el juego defraude.

De la edición se ha encargado Viravi, una editorial relativamente nueva que no para de aportar títulos de buenísima calidad: Una noche hombre lobo, Capitan Flint, El favor del faraón y próximamente uno de mis juegos preferidos de 2014 Castles of Mad King Ludwig.

Además del acierto en cuanto a títulos, tenemos que destacar un denominador común en todos los juegos publicados por la editorial hasta el momento: la extrema calidad de los componentes. Algunos piensan que están sobreproducidos, que los mismos juegos, con unos componentes más asequibles, tendrían un mejor precio, pero creo que este argumento que algunos utilizan como crítica, puede ser al mismo tiempo el elemento diferenciador que les haga destacar. Y es que todos sus juegos están increíblemente bien producidos.

Y Capitan Flint no iba a ser menos: al abrir la caja tenemos un cofre de cartón super solido que montamos nosotros mismos y unas cartas de buenísima calidad. Las ilustraciones son quizá lo que más me chocó. Y no porque sean malas (me parecen muy chulas), pero es que llama la atención de los niños y no tanto de los mayores. A lo mejor es la intención de la editorial, pero a mi, que lo veo un juego familiar/party jugable con familia y amigos adultos, me choca que tenga ilustraciones tan infantiles. En esto de las ilustraciones hay que diferenciar entre naif e infantil y para mi gusto en este caso es lo segundo, lo que hará que adultos que no conozcan la mecánica del juego, al verlo en las estanterias de una tienda, lo descarten.

Lo bueno 

+ El punto push your luck que personalmente tanto me gusta

+ La mecánica del juego favorece la tensión y el tener que estar alerta en todo momento, haciendo que las partidas sean super entretenidas y se te hagan cortísimas.

Lo menos bueno

+ Las ilustraciones que pueden despistar a los que buscan un juego haciéndoles pensar que pueda estar dirigido exclusivamente al público infantil

+ Si lo juegas con un rapero americano o Aramís Fuster, corres el peligro de nunca ser el jugador inicial y además llevarte algún arañazo al intentar atrapar al loro del pirata.

Dificultad 30puntos
Puntuación final 75puntos
Entradas relacionadas
Comments
  • Alberto Francés
    Responder

    Lo de las ilustraciones es totalmente cierto. Cualquiera se puede despistar y darlo como infantil, pero aun así, el arte está muy gracioso.

¿Y tu qué opinas?

Contacta conmigo

Si quieres contactar conmigo, no dudes en mandarme un correo. Lo contestaré tan pronto como lo lea.

Not readable? Change text. captcha txt