A la rica fruta veraniega! Reseña de Frutas Fabulosas

 In Reseñas

Cartas de animales
Texto que permiten conseguir más frutas
Meeple de jugador
Cartas de frutas
Nuevas cartas de animales
Mazo de cartas de frutas

 

Llega el verano y nos suelen apetecer juegos ligeros que durante el resto del año, al menos a mi, no me apetece tanto sacar. Tenía ganas de algo sencillo y divertido así que Frutas Fabulosas, después de escuchar algunos buenos comentarios sobre él, se convertía en un posible candidato. Y así fue.

He de decir que esta reseña está patrocinada por Juegos de la Mesa Redonda. Tienda que recomiendo siempre entre otras, porque la experiencia de compra con ellos siempre ha sido genial. Y no sólo de compra, también de venta de juegos, porque cuando tienes algún lote para vender, ellos te lo valoran y se encargan de todo. El catálogo de juegos tampoco está nada mal, sobre todo el apartado de importación que es el que, al menos a mi, más me interesa. Dicho esto, empezamos con la reseña.

Frutas Fabulosas: es un juego de los que yo llamo “abrir y jugar”. Las reglas son tan sencillas, que no requieren ninguna preparación previa. En tu turno, lo único que tienes que hacer es coger tu meeple y colocarlo encima de una de las pilas de cartas de animales que encontraremos sobre la mesa.

El meeple se coloca con la intención de hacer una de estas dos cosas:

  1. Ejecutar la acción que se explica en el texto de la carta, para ganar nuevas cartas de frutas
  2. O entregar la cantidad de frutas que pida la carta para hacer un zumo. En este caso, cogeríamos la carta de animal, le daríamos la vuelta, la pondríamos en nuestra zona de juego para indicar que ese zumo lo hemos hecho nosotros y sacaríamos una nueva carta de animal para ponerla en la pila numerada que corresponda.

El primer jugador que consiga hacer 5 zumos, desencadenará el final de la partida y el que más zumos tenga, será el ganador.

Existe una particularidad y es que cuando nos queramos poner con nuestro meeple en una carta donde ya hay un jugador, le tendremos que entregar a éste una carta de fruta de nuestra mano… y eso duele mucho.

Este bloqueo entre jugadores, unido a algunos efectos de las cartas que añaden interacción al juego, lo hacen más disfrutable a 4 o 5 jugadores que a 2, pero aún así es lo suficientemente entretenido para que guste a cualquier número.

Pero lo mejor del juego y lo que lo hace diferente al resto es sin duda su componente “legacy”. Las cartas de animales no salen de golpe, ni al azar, si no que las vamos desvelando poco a poco y por orden, a medida que vamos consiguiendo hacer zumos. Y estas cartas que vamos desvelando, añaden al juego nuevas reglas, nuevos conceptos e incluso nuevas mecánicas.

Teniendo en cuenta esto, el factor sorpresa es total. Siempre vamos a querer seguir jugando para desvelar nuevas cartas de animales, ver sus efectos y aplicarlos. Produce el mismo efecto que cuando ves una serie: siempre vas a querer ver el siguiente capítulo.

Nosotros llevamos 8 partidas y aún no nos hemos cansado, muy al contrario, lo que queremos es seguir jugando para desvelar nuevos animales (hay 59 cartas de animales diferentes y con unas 9 partidas solo llevamos desvelado el primer mazo, hasta la 21).

Siempre nos quejamos de no amortizar los juegos que compramos al no darle demasiadas partidas. Pues bien, los juegos estilo legacy aportan algo bueno a este mundillo y es la reducción del coste por partida de los juegos de mesa porque te “empujan” de alguna manera a querer seguir sacándolos.

En resumen, Frutas Fabulosas es un bonito juego de Friedman Friese que promete horas de entretenimiento, engancha, ofrece la interacción que muchos buscamos y partidas que a pesar de tener una mecánica central que se repite, son muy cambiantes. Frutas Fabulosas, se queda.

 

Ficha BGG

Otros Enlaces:

Reseña The Black Meeple

Hablaron de él en Visludica

Recommended Posts

Leave a Comment

Contacta conmigo

Si quieres contactar conmigo, no dudes en mandarme un correo. Lo contestaré tan pronto como lo lea.

Not readable? Change text. captcha txt