Reseña de Signorie: ¡Ha sido niño!

 In Reseñas
Dados para acciones
Reserva familiar
Mapa para bodas y misiones diplomaticas
Familia inicial
Marcadores de ronda y bonus
Track de carrera militar, eclesiastica y política
Tablero personal

Ficha del Juego

  • Diseñador:Andrea Chiarvesio, Pierluca Zizzi
  • Ilustrador:Mariano Iannelli
  • Nº Jugadores: 2-4
  • Tiempo de juego: 90′-120′
  • Mecánica: Dados / Set Collection / Colocación de Trabajadores
  • Dependencia Idioma: Ninguna, sólo reglas

El jugador se elige al azar

¿De qué va?

Signorie es lo más parecido al Falcon Crest del Renacimiento: familias adineradas que intentan crear con su influencia pactos matrimoniales, alianzas entre casas y misiones diplomáticas. Los nacimientos, las bodas entre las diferentes casas y las misiones son los tres grandes pilares del juego.

Yolanda Luque LosteLa base es casar a las niñas y enviar a nuestros varones a realizar misiones diplomáticas, todo muy renacentista. Para casar a las niñas, pagaremos una dote por el matrimonio y la colocaremos en una de las 5 ciudades del mapa obteniendo así el escudo de la casa que nos dará los ansiados puntos de victoria. En cambio, para mandar a los niños a realizar misiones diplomáticas, antes tendremos que mandarlos a estudiar, colocándolos en un track de carrera militar, eclesiastica y política. Cuanto más alto lleguen a ese track, más puntos conseguiremos y más facil será el acceso al mapa de las 5 ciudades para llevar a cabo la misión diplomática y recibir tambien las losetas con los escudos de las casas y los puntos de victoria.

Yolanda Luque Loste

¿Pero cómo se consigue todo esto?

Pues bien, la mecánica principal del juego es seleccionar un dado de los 5 colores disponibles y colocarlo en la casilla del mismo color en nuestro tablero personal, que a su vez nos dará derecho para elegir una de las tres acciones correspondientes. Simple y llanamente eso.

Yolanda Luque Loste

En nuestro tablero tenemos 5 espacios diferentes donde colocar el dado que seleccionemos y ese dado nos va a dar acceso a una de las tres acciones principales que acabamos de mencionar y son:

– Realizar una acción de nombramiento (las del sobre)

– Realizar la acción principal del color (la propia del color del dado)

Contratar a un ayudante

Si decidimos llevar a cabo la primera acción, la de nombramiento, tendremos que dirigir la mirada directamente al tablero central para ver qué dos acciones del mismo color podemos ejecutar. Esta acción de nombramiento siempre nos exige enviar a una de nuestras hijas o hijos a dicha tarea, así que podremos realizarla 1, 2 o 3 veces en función de cuantos hijos o hijas meeples paguemos para realizar la acción (empezamos la partida con 4 niños y 3 niñas).

Yolanda Luque Loste

Si en cambio realizamos la acción de contratar a un ayudante, podremos, pagando algunas monedas, poner un token en nuestro tablero personal, que potenciará las acciones que llevemos a cabo con los dados en los turnos sucesivos.

Yolanda Luque Loste

Como vemos en la imagen, el jugador, en un turno previo, colocó a través de la acción “contratar un ayudante” un token blanco en la casilla de abajo a la izquierda (una de las de la columna roja). Ahora, si eligiera un dado rojo para ejecutar una de las tres acciones principales (una de las tres de arriba del todo), también llevaría a cabo la señalada con el ayudante. Con lo cual, cuantos más ayudantes contratemos más posibilidades de expandir nuestro turno tendremos.

Imaginaros que contratamos todos los ayudantes de la columna roja de nuestro tablero. Pues en el momento que cojamos un dado rojo para llevar a cabo una de las tres acciones principales, ejecutaremos las otras tres que nos otorgan los ayudantes. Con lo cual, gracias a ellos, en lugar de hacer una sola acción, terminamos haciendo 4.

Por último, si elegimos realizar la acción principal, la llevaremos a cabo y listo. No tendremos que pagar nada. Esta acción principal puede permitirnos casar a nuestras hijas, mandar a nuestros hijos a llevar a cabo una misión diplomática, a estudiar o incluso a procrear.

Esto de elegir dado y seleccionar la acción que queremos ejecutar, lo hacemos sucesivamente hasta que todos  los jugadores hayamos utilizado 4 de los dados o pasado.

En ese momento la ronda termina y tenemos que sumar la cara de los dados que tengamos en nuestro tablero individual. Si la suma de las caras es menor que 13, nos llevaremos una bonificación de final de ronda que suele ser bastante interesante. Pero no sólo eso, también tendremos derecho a casar a uno de los hombres de nuestra familia.

¿Y para qué sirve casar a nuestros hombres? Pues para que procreen, para qué si no (estamos en el Renacimiento, que no se os olvide). Y es que antes os he comentado que a la hora de hacer ciertas acciones pagas con meeples que nunca vuelven a tu reserva. Así que la única manera de volver a recuperarlos es a través de los nacimientos. Cuantos más hombres casados haya en la familia, más dados podemos tirar cuando llevemos a cabo la acción de procrear. Si el resultado de los dados es 1,2 o 3 serán niñas. Si el resultado es 4,5 o 6 serán niños. Niñas y niños, que serán fundamentales para seguir mandándolos a hacer misiones, para pactar matrimonios o para llevar a cabo acciones de encargos.

Opinión

What’s Your Game es una editorial que hasta ahora se había caracterizado por hacer eurogames bastante duros, pero algo debió pasar en 2015 para que se decidieran a publicar Nippon y Signorie.

No nos vamos a engañar, siguen siendo juegos complejos, pero están tan bien estructurados y tienen unas reglas tan bien redactadas, que jugarlos no nos va a costar demasiado esfuerzo.

Signorie se caracteriza por tener una mecánica muy simple: coger un dado y ejecutar la acción que nos de la gana. ¿Donde está entonces la complejidad? Pues en la multitud de opciones y caminos que tenemos a la hora de elegir la acción que queremos y no digamos ya, para conseguir nuestros ansiados puntos de victoria.

Si a eso le sumamos la gestión que tenemos que hacer de nuestro turno y nuestra ronda para no caer en la trampa por ejemplo, de sobrepasar el límite de 13 en la suma de la cara de los dados que utilicemos, o el coste que tienen muchas de las opciones más interesantes, Signorie termina convirtiendose en ese juego con la profundidad que la editorial nos tiene acostumbrados.

Y por poner un ejemplo… que las caras del dado sumen menos de 13 suele ser complicado, no sólo por el azar, si no porque cuanto más bajo sea el valor del dado que utilicemos para realizar las acciones, más monedas tendremos que pagar para utilizarlo. Así que encontrar el equilibrio, no es nada fácil.

Otra cosa que me gusta bastante del título es lo rápido que pasan los turnos. A dos jugadores funciona perfectamente porque se recorta el mapa y en vez de jugar con las 5 ciudades, se juega con tres y lo mejor de todo es que las partidas son voladas: en 60 minutos has tenido una partida de alta intensidad.

Algunos comentaron cuando salío el juego en Essen, que las partidas a 4 jugadores se hacían muy largas. Pues bien, los diseñadores del juego decidieron incluir tres variantes oficiales y una de ellas precisamente era recortar la partida, quitando una ronda. Yo he probado a jugarlo de las dos maneras y la verdad es que todos quedamos contentos con las dos modalidades, así que, a gusto del consumidor.

La conexión tema-mecánicas tambien está muy conseguida y da lugar a risas durante la partida, pero es que ¡¡no es para menos!! Que si mando a mi hija para casarse, ahora tiro los dados y salen todo niños, con la falta que me hacía a mi tener una niña. Luego los niños los envías a estudiar y algunos se quedan en monaguillo mientras otros consiguen llegar a cardenal… el otro te sale político corrupto… y no es que nada de esto esté escrito en el tablero o en el manual, pero las mecánicas dan juego para inventarte historias realmente divertidas durante la partida. Hay gente que incluso se dedica a poner pequeños post-it en el tablero con los nombres de los miembros de la familia… que yo lo he visto!

Y por último, quería hablaros un poco de la rejugabilidad: los diseñadores han incluido losetas de marcador de ronda, que en cada partida se eligen al azar, dejando en la caja otras que no se usarán. Así que es un elemento que modificará de alguna manera la partida. Pero lo que realmente hace que tengamos partidas diferentes es la cantidad de opciones disponibles en cada turno: 6 dados diferentes, que nos permiten hacer tres acciones diferentes, que a su vez nos dan acceso a múltiples items diferentes. El objetivo final esta claro: conseguir pactos matrimoniales y alianzas en las ciudades del mapa y por consiguiente las losetas de puntos de victoria: Cómo conseguirlo siempre será una aventura diferente.

Lo bueno

Multitud de opciones a la hora de realizar las acciones

Muchos caminos por explorar

Mecánicas simples

Lo menos bueno

Dejadme que lo piense…

Lo mejor

Lo bien que está conectado el tema con las mecánicas

Las risas y las historias que surgen durante la partida

Las partidas a dos jugadores son muy rápidas pero igual de intensas que si lo juegas a 4

Otros Enlaces

Hexanauta

Tierras de Narghai

approved copia

Recommended Posts
Showing 2 comments
  • Anduril
    Responder

    ¡Malditos sean los de What’s Your Game que quieren mi dinero! Este era de los que quería dejar pasar, pero por tu culpa tendrá que caer. Buena reseña, aunque claro si os inventáis un guión de telenovela para cada personaje, así a culaquiera le gusta 😛

  • Hexanauta
    Responder

    Excelente reseña! A mi me ha encantado este juego.

    Muchas gracias por añadir el enlace a mi reseña.

    Un saludo!

Leave a Comment

Contacta conmigo

Si quieres contactar conmigo, no dudes en mandarme un correo. Lo contestaré tan pronto como lo lea.

Not readable? Change text. captcha txt