Google+

Clank! Shhhhh, ¡No hagas ruido, que viene el dragón!

Por
In Reseñas
Cubos de clank y herida
Tablero de castillo y mazmorra
Tesoros
Mazo de cartas de mercado
Bolsa del despertar del dragón
Peón de jugador
Monedas
Secretos

Ficha del Juego

  • Diseñador: Paul Dennen
  • Ilustrador: Rayph Beisner, Raul Ramos y Nate Storm
  • Nº Jugadores: 2-4
  • Tiempo de juego: 60′
  • Mecánica: Deck Building, Push your luck, set collection
  • Dependencia Idioma: Texto en la mayoría de las cartas, aunque corto y muy básico

El jugador inicial es el más escurridizo

Se ha puesto de moda. Clank lleva haciendo mucho ruido, nunca mejor dicho, desde que salió el año pasado en las Gencon y por fin, ha llegado la hora de reseñarlo.

En un primer momento no me interesé en él porque la mecánica principal era el deck building y este año ha habido un boom muy grande de juegos con esta mecánica: El Valle de los Reyes, El Valle de los Mercaderes y mi descubrimiento personal, Legendary: an alien deckbuilding game… ¿Hacía falta otro más?

Pues si, parece que si. Clank aporta dos cosas que me hicieron caer con él: el factor push your luck que tanto me gusta y un tema estupendamente bien integrado en la mecánica, representado con mucho acierto en un tablero central.

Nuestro objetivo en el juego es entrar en el castillo, bajar hasta las profundidades, coger uno de los tesoros, subir lo más rápido posible con vida y todo eso haciendo el menor ruido posible para intentar no cabrear al dragón que nos vigila.

Todos los jugadores vamos a empezar con el mismo mazo de cartas y como podeis ver, todos vamos a tener la oportunidad, con estas cartas, de movernos, luchar y comprar otras cartas del mercado que nos permitan mejorar nuestras probabilidades de éxito.

En nuestro turno lo único que tenemos que hacer es robar hasta tener 5 cartas y jugar las cinco, de la mejor manera posible, en el orden que queramos.

Pero cuidado: en nuestro mazo vamos a tener cartas de “clank” o lo que es lo mismo, de ruido y cada vez que bajemos una de estas cartas, tendremos que añadir un cubo de nuestro color a un pool común. En el momento que hagamos algo que despierte al dragón (que alguien coja un tesoro o saquemos alguna carta del mercado con el dragón impreso) todos esos cubos de ruido irán a una bolsa y dependiendo de en qué momento del juego estemos, tendremos que sacar un número determinado de ellos, haciendo que perdamos vida si sacamos uno de nuestro color.

Si no logramos salir con vida de las mazmorras, perderemos la partida. Si conseguimos salir al menos a la superficie (la mitad del tablero), los aldeanos nos rescatarán y podremos contar los puntos, pero no nos llevaremos el bonus de +20 por haber conseguido la hazaña sin errores.

Y eso es todo. El juego se explica en una patada y casi sobre la marcha podremos empezar a jugarlo sin ningún problema. La iconografía de las cartas y el diseño gráfico del juego hacen que todo sea muy visual y podamos ocupar nuestro tiempo en jugar y no en consultar el manual para saber qué significa un símbolo u otro.

Es un juego muy divertido y emocionante porque al final se trata de encontrar un equilibrio entre ser lo suficientemente atrevidos para bajar a lo más hondo del castillo (donde se encuentran los tesoros con más puntos) o coger el primero y salir pitando para salvar tu culo e intentar que los demás mueran en el empeño. Y es que no lo he dicho, pero cuando el primer jugador logra salir del castillo, deja de jugar cartas y en su turno se dedica simplemente a achuchar el dragón al resto de los jugadores, haciendo que haya que sacar cada vez más cubos de la bolsa y por consiguiente, más posibilidades de morir por el camino.

La combinación tablero – deck building también está muy conseguida. No es sólo un juego de cartas. A los amantes de tablero les encantará ver representada la narración de la historia que vamos viviendo: la travesía por los pasillos, el avance del dragón, el descubrimiento de los tesoros…

Durante el camino por el castillo nos vamos a encontrar pasadizos difíciles de cruzar que nos van a obligar a jugar un símbolo más de movimiento, nos vamos a encontrar con gooblins a los que combatir para poder pasar sin que nos hagan daño, puertas a las que sólo podremos acceder si hemos comprado alguna llave por el camino y cuevas de cristal que nos dejarán exhaustos y que nos obligarán a hacer un parón antes de seguir.

Pero con lo que realmente han conseguido diferenciar a Clank de otros deck building es con la mecánica del push your luck. En tu turno estás obligado a jugar 5 cartas y no hay ningún mecanismo para evitar las cartas de ruido (si que lo hay para quitar cubos del pool común). Así que cada vez que el dragón despierta y tenemos que robar cubos de la bolsa, sobre todo al final del juego, el corazón se te encoge y empiezas a suplicar piedad.

El juego escala estupendamente. Tenía mis dudas y la impresión, la primera vez que lo jugué a cuatro, es que a dos no iba a tener gracia, pero nada más lejos de la realidad. A dos funciona de maravilla porque las partidas son muy rápidas, no pierden la gracia y son igual de tensas, así que esto, unido a lo fácil que es de explicar y jugar, hacen que Clank sea super fácil de sacar a mesa y amortizar los 50 eurazos que cuesta.

Por último comentar que aunque ahora mismo sólo se puede encontrar en inglés, tengo la ligera sospecha de que podría salir dentro de poco publicado en España por Devir, así que estaremos atentos por si las moscas. ¡Ojalá el juego siga haciendo mucho ruido!

Lo bueno

Muy sencillo de explicar y de entender

Lo menos bueno

Es caro, pero al mismo tiempo creo que, todos los que lo tenemos, lo hemos amortizado de sobra porque es muy fácil de sacar a mesa.

Pide a gritos más variedad de cartas cuando llevas 5 o 6 partidas.

Lo mejor

El tema está muy bien integrado con la mecánica

El push your luck le da un punto de tensión delicioso

Otros Enlaces

Zathura

El Club del Dado

La K lúdica

approved copia

<div data-mc-score=”8″ data-mc-bgg=”201808″ data-mc-description=”Se ha puesto de moda. Clank lleva haciendo mucho ruido, nunca mejor dicho, desde que salió el año pasado en las Gencon y por fin, ha llegado la hora de reseñarlo.”></div>

Entradas relacionadas
Showing 4 comments
  • Caralvepe
    Responder

    Excelente, gracias, le he estado siguiendo la pista desde hace rato, pero dudaba siempre, tu opinión me da otro enfoque y creo que tomare la decisión de adquirirlo.

    • Yol
      Responder

      Gracias a ti por pasarte a comentar! Ya me contarás si finalmente lo pruebas 😉

  • SPang
    Responder

    Muy buena reseña!
    Que ganas de probarlo, parece muy divertido!

    • Yol
      Responder

      Muchas gracias! Ojalá hubiera un módulo Vassal para enseñarte yo a ti algo! xD Saludos!

¿Y tu qué opinas?

Contacta conmigo

Si quieres contactar conmigo, no dudes en mandarme un correo. Lo contestaré tan pronto como lo lea.

Not readable? Change text. captcha txt