Reseña: Tobago

By
In Reseñas
Reglas en varios idiomas
Tableros de juego
Tótem
Palmeras
Chozas
Cubos de tesoro
Cartas de pistas
Cartas de tesoro
ídolos
Tokens de jugador
Rangers de jugador

Ficha del Juego

  • Diseñador: Bruce Allen
  • Ilustrador: Victor Boden
  • Nº Jugadores: 2-4
  • Tiempo de juego: 60′
  • Mecánica: Push your luck /Gestión de la mano/ Inducción
  • Dependencia Idioma: Ninguna, sólo reglas
  • BSO: Tobago

Empieza el último jugador que haya visitado una isla

La isla de Tobago encierra muchos misterios y tesoros que los jugadores están a punto de descubrir. Poned la banda sonora, dadle al play y… ¡que comience la aventura!

¿De qué va?

En Tobago, de lo que se trata es de ir con tu ranger a buscar tesoros, encontrarlos y hacerte con el botín más grande al final de la partida.

Para conseguir esto, tendremos que pasar por una serie de fases que vamos a explicar muy por encima para que os hagáis a la idea de cómo funciona.

1.- Búsqueda del tesoro

Cada jugador va a tener en su mano 4 cartas con distintas posibles ubicaciones del tesoro. Esas cartas las vamos a ir usando turno a turno para crear el mapa del tesoro y lo haremos de manera colaborativa. Es decir, todos los jugadores pueden ir poniendo pistas de donde está el tesoro y cada vez que lo hagamos, iremos añadiendo tokens de nuestro color para indicar que esa pista es nuestra. Cuantas más añadamos, a más tocaremos al repartir el botín. Los tesoros están representados por los 5 colores de los cubitos como podéis ver en las fotos y las pistas pueden ser “está en la montaña” o “al lado del río”, o “a dos espacios de los totem”. La cosa es ir añadiendo pistas entre todos los jugadores y que poco a poco acoten más y más la ubicación del tesoro. Para llevar un control de las ubicaciones iremos colocando cubitos allá donde nos vayan indicando las pistas y nuestro objetivo será hacer que sólo quede uno con la ubicación exacta.

FullSizeRender 9

2.- Descrubriendo el tesoro

Cuando hemos colocado tantas pistas en el mapa del tesoro como para saber a ciencia cierta donde está ubicado, empezará la lucha encarnizada. Los buscadores del tesoro podrán mover sus rangers hasta la ubicación exacta en el mapa y una vez allí, empezará el reparto del botín. Para ello, contaremos la cantidad de cartas con las que ha contribuido cada jugador y dependiendo de ese dato, repartiremos más o menos cartas de tesoro a cada uno. Una vez repartidas las cartas, los jugadores las mirarán y las volverán a entregar. A ese pequeño mazo añadiremos una carta más al azar sin que nadie la vea. Las barajaremos y empezará el reparto. El jugador encargado de repartir el botín, levantara una a una las cartas, y empezando de abajo arriba (según el orden de colocación de las pistas del tesoro) preguntará a cada jugador si quiere o no la carta. Esta acción se repetirá hasta que todas las cartas se hayan repartido, dando momentos de faroleo muy divertidos.

FullSizeRender 12

3.- Nuevos ídolos aparecen

Justo después de repartir el botín, todos los Totem del tablero giran misteriosamente y aparece una nueva ficha de ídolo allá donde se pierde su mirada. Esos ídolos podrán ser capturados por los jugadores moviendo sus rangers y servirán para hacer acciones especiales como añadir una pista más en tu turno, quitar un cubo cualquiera del mapa, etc.

Los rangers siempre se mueven por etapas: puedes moverte hasta tres etapas en tu turno. Una etapa es por ejemplo mover el ranger tantas veces como quieras dentro de un mismo terreno y otra etapa sería pasar de un terreno a otro. Sabiendo pilotar bien tu ranger, podrás avanzar bastantes casillas en un mismo turno.

Todas estas fases de búsqueda, descubrimiento del tesoro y aparición de nuevos ídolos, se repiten durante toda la partida hasta que se acaban las cartas de tesoro. En ese momento, se desencadena el final de la partida, resultando ganador el que más dinero haya conseguido durante el juego.

Opinión

Tobago es un juego familiar muy fácil de explicar, sencillo en su mecánica y apto para todos los públicos.

Las reglas son entretenidas de leer y están muy bien explicadas. Pero tengo que decir algo sobre esto y es que últimamente me estoy encontrando muchos juegos con las reglas a modo de desplegable. No se a vosotros, pero a mi este tipo de formato no me gusta nada de nada. No son cómodas de leer y pueden estropearse al intentar plegarlas. Las reglas de Tobago son así, pero vamos a perdonarlo teniendo en cuenta lo bien redactadas que están.

Los componentes del juego son una maravilla. Palmeras, chozas, tótem, meeples en forma de rangers, cartas, cubitos… y además de una calidad buenísima.

El tablero del juego, además de ser super bonito y de tener un buen grosor, está compuesto por tres partes que se montan a modo de puzzle. Cada pieza está además decorada con una composición de terreno diferente por ambas caras. Esto permite que cada vez que vamos a jugar, podamos cambiar la orografía del terreno de la isla, ofreciendo muchísimas posibilidades.

Esto sumado a que cada vez que empezamos el juego, podemos ubicar las palmeras, tótem, chozas y rangers en distintas ubicaciones, hacen que las partidas varíen.

Otra virtud del juego es cómo escala: a dos, tres o cuatro, funciona perfectamente.

Lo mejor del juego es que combina distintas mecánicas y siguen un hilo conector de manera impecable. El juego es muy narrativo y temático para ser un euro, no sólo por los componentes sino por la “aventura” que vivimos en cada partida: aportamos pistas todos para la búsqueda del tesoro, pero de manera interesada, porque al final, cuando lo encontremos, lucharemos contra el resto para ser el que consiga más. Luego está eso de que cada vez que se desentierre un tesoro, algo misterioso pase en la isla que haga que los tótem giren y aparezcan ídolos que te ayuden en tu travesía… Si contáramos una partida de Tobago a alguien, sería lo más parecido a contar un episodio de la serie Lost o la peli La búsqueda.

Cada vez que lo sacamos a mesa lo disfrutamos, lo vivimos y nos lo pasamos pipa. Es un juego muy entretenido, con muchas cosas a tener en cuenta pero sin llegar a ser tan pesado como para no sacarlo con la familia.

Quizá lo que más me guste del juego es la parte donde tienes que ir añadiendo pistas al tesoro, para que, de manera inductiva, llegues hasta él. Y luego está la parte del botín, donde siempre hay lugar para el faroleo y las risas.

En definitiva, a nosotros nos encanta y es un juego que se hace ameno desde el minuto uno hasta el final. Nosotros lo recomendamos mucho por todo esto y porque sin duda verá mucho la mesa por lo adecuado que es para jugarlo con la familia y amigos no metidos en este mundillo.

Por todo esto le damos un…

Dificultad 50puntos
Puntuación final 90puntos
Recommended Posts
Comments
pingbacks / trackbacks

Leave a Comment