Reseña: Memoir ’44

 In Reseñas
Dados para ejecutar orden
Cartas de mando
Unidades
Losetas de terreno
Track de puntos de victoria (medallas)
Obstáculos
Lineas divisorias de flancos

Ficha del Juego

  • Diseñador: Richard Borg
  • Ilustrador: Cyrille Daujean / Julien Delval / Don Perrin / Claude Rica
  • Nº Jugadores: 2
  • Tiempo de juego: 30 – 60 minutos
  • Mecánica: Control de area / dados / movimientos por mapa
  • Dependencia Idioma: Alta. Reglas, texto de cartas y texto de las misiones
  • BSO: 

El jugador inicial lo determina el trasfondo histórico del escenario elegido

La segunda guerra mundial es una época que me apasiona. Y no porque haya leído mucho sobre ella (algún día pondré remedio), más bien es por el cine. Películas como La lista de Schindler, Malditos Bastardos, La vida es bella, El pianista, Salvar al soldado Ryan, Cartas desde Iwo Jima… la lista es interminable. En juegos de mesa también encontramos muchos juegos ambientados en esta época, pero entre todos, Memoir es el elegido… veamos porqué.

¿De qué va?

 

Memoir es un wargame. Y antes de que todos los wargameros se me echen al cuello explicaré mis razones: hay tiros, combates, lucha por defender/atacar territorios, hay armas, reproducción de escenarios… Mi pregunta es… ¿Por qué no puede serlo? Creo que la diferencia más grande que puede haber entre este juego y otro considerado por los wargamers como tal, es la dificultad.

Pero no nos desviemos… En Memoir 44 tenemos 16 escenarios de batallas reales que tendremos que reproducir, eligiendo un bando u otro: los aliados o el Eje.

Para preparar la partida, tendremos que elegir qué escenario vamos a jugar y reproducir en el tablero el escenario tal cual: infantería, carros, losetas de terreno, obstáculos, etc. Luego leeremos el trasfondo histórico de la batalla que hayamos elegido, las instrucciones concretas y las reglas especiales. Hecho esto, podremos empezar a jugar.

La mecánica es super simple: empiezas con una serie de cartas al principio de la partida y gracias a ellas, vas a poder dar ordenes de mando a tus tropas. Según las cartas, podrás elegir dar órdenes a cualquier tropa o sólo a las que esten situadas en un flanco determinado. Una vez dada la orden, tendrás que elegir si quieres atacar o no. En caso de hacerlo, tendrás que tener en cuenta varias cosas: el alcance (a cuantos espacios está el objetivo que deseas atacar), la linea de visión (si el enemigo se encuentra “a tiro”) y la posible reducción de dados debido al terreno (no es lo mismo apuntar a una unidad de infantería que se encuentre refugiada en un bosque que a otra que esté en campo abierto).

Teniendo en cuenta estos tres parámetros, cogeremos los dados que correspondan y los lanzaremos, pudiendo obtener 5 posibles resultados: impacto a infantería (provocando bajas en la unidad), impacto a blindados, impacto de granada infalible contra cualquier tipo de objetivo, fallo (representado por una estrella) o retirada, que implica el movimiento hacia atrás de la unidad atacada.

Hecho esto, robaríamos otra carta más y le cederíamos el turno a nuestro rival. Así de simple.

La partida termina cuando uno de los dos bandos consigue cumplir las condiciones de victoria expuestas en el escenario jugado. Mi recomendación es que cada escenario, los juguéis dos veces, una por cada bando. Y que determinéis la victoria o derrota, contando las medallas conseguidas jugando con ambos bandos. Pero esto ya son home rules 😉 Nosotros lo hacemos así porque creemos que hay ciertos escenarios con condiciones más favorables para uno de los dos bandos. De esta manera compensamos y la victoria se consigue de la manera más justa posible.

Opinión

 

Memoir 44 es un wargame por las razones que comentaba al principio. La única razón por la que puede no ser considerado es su dificultad y precisamente ese es el fuerte de este juego: su accesibilidad.

Lo explicas en 5 minutos y aunque te lleves tiempo sin jugar con él, puedes refrescar las reglas en un momento. Y esa facilidad de juego hace que lo disfrutes y sobre todo que te lo pases como un enano.

Las partidas suelen ser muy emocionantes y el despliegue en el tablero hace que te metas mucho en la partida, viendo tanques, moviendo unidades, dando órdenes, ejecutándolas… Y el trasfondo histórico que puedes leer antes de empezar, te hace imaginar el escenario aún más. Es casi como si estuvieras viendo una peli, donde el prota eres tu.

La duración de las partidas es muy correcta, me atrevería a decir que incluso corta teniendo en cuenta el setup, pero muchos lo agradecerán, sobre todo aquellos que quieren disfrutar de un juego de guerra sin tener que estar cuatro horas atados a una mesa.

Y siento seguir comparándolo con los wargames más duros, pero es inevitable… y es que en este, no tendrás que estar consultando tablitas cada dos por tres para saber cual es el resultado de tu tirada, aquí todo está en tu cabeza: das una orden, la ejecutas tirando los dados que correspondan y resuelves. Listo. Y eso, al menos para mi, es de agradecer. Las tablitas molan, pero pueden llegar a cansar o a romper el flow de la partida.

Otro punto positivo es la de posibilidades que tiene de expansión. A medida que vayamos jugando escenarios, la complejidad aumentará y se irán introduciendo en el juego nuevos elementos como fuerzas especiales, pero es que ademas en la red podemos encontrar multitud de nuevos escenarios propuestos por jugadores de todo el mundo. Eso sin contar con la cantidad de expansiones que podemos encontrar para el juego: nuevos libros de campaña, nuevos tableros, nuevas unidades, etc. Yo no he comprado ninguna aún y no me canso de jugar al básico, así que podemos decir que al rejugabilidad de Memoir 44 es elevadísima.

Después de decir todo esto, me siento en la obligación de recordaros que no soy wargamera (qué mal suena eso), que a mi lo que me gustan son los euros y quizá por eso, Memoir 44 me gusta tanto y me ha dado momentos tan buenos. Seguramente a un wargamero este juego le pueda resultar corto, pero lo que no me podrá negar nadie es que se trata de un muy buen juego.

Lo mejor: la rejugabilidad, la emoción, la facilidad de reglas, el aspecto gráfico, la narración histórica de cada escenario.

Lo peor: el setup Vs rapidez de partidas, que sólo sea a dos en principio, aunque hay modos y formas para jugar a más, muchos más.

Dificultad 50puntos
Puntuación final 85puntos
Recent Posts
Showing 3 comments
  • iMisut
    Responder

    Siempre he tenido curiosidad por probarlo. Además, Days of Wonder es sello de garantía. Lo único malo es que el tema tal vez no es el mas adecuado para sacarlo a mesa (en mi caso), que juegos como Polis ya me cuestan la misma vida 😛

  • Yol
    Responder

    Al final voy a tener que probar ese Polis! El tema en Memoir es lo que más me llamaba cuando me lo compré. Bueno, eso y que fuera a dos, que estuviera inspirado en batallas reales y te las contara en cada escenario, los componentes y además lo fácil que es ponerte a jugar 😉 a ver si saco tiempo para leerme tu tocho reseña a conciencia y jugamos una al Polis 😉

  • Mr. Smile
    Responder

    Pues hace tiempo que le tengo el ojo echado pero al ser solo para dos me tira para atrás.
    Quizás en este juego el azar de los dados no moleste tanto, y lo que de verdad mole sea ver el desarrollo del conflicto, seguro que es muy narrativo.
    Por cierto, wargamero = grognard
    un saludeteee

Leave a Comment

Contacta conmigo

Si quieres contactar conmigo, no dudes en mandarme un correo. Lo contestaré tan pronto como lo lea.

Not readable? Change text. captcha txt