Reseña de Nippon. La historia de un Zaibatsu

 In Reseñas
Fábricas ordenadas por niveles
$$$$$
Contratos
Losetas de influencia
Acciones
Tablero de jugador
Losetas que representan las demandas de materiales en las regiones
Trabajadores

Ficha del Juego

  • Diseñador: Nuno Bizarro / Paulo Soledade
  • Ilustrador: Mariano Iannelli
  • Nº Jugadores: 2-4
  • Tiempo de juego: 60-120 min
  • Mecánica: Desarrollo economico / Control de Areas
  • Dependencia Idioma: Ninguna, sólo reglas
  • BSO: Nippon

El jugador inicial se determina al azar

Si eres de los que piensa que What’s Your Game sólo edita juegos farragosos y que a pesar de tener fama de lanzar juegos con buenas mecánicas, no te apetece “sacrificar” parte de tu vida y de tu tiempo para aprender reglas y verte abogado a sacar el juego dos veces a mesa: Quédate. Te invito a leer la reseña y luego, si sigues pensando lo mismo, avisa porque quizá tenga que reescribirla.

Nippon está catalogado como un euro pesado, pero no como uno cualquiera. Es un euro muy temático, así que mientras aprendemos a jugar, continuamente podremos vincular y dotar de significado cualquier mecánica, lo que ayudará seguramente a retener las reglas muchísimo mejor.

Por eso hoy, voy a profundizar un poco más que de costumbre en cómo se juega, aunque realmente lo que haga sea contaros una historia de cómo ser un hombre/mujer de provecho en el japón feudal y no morir en el intento.

¿De qué va?

 

Empezamos la partida con un poco de dinero, 12000 yenes, algo de carbón y con algo de conocimiento… lo que viene siendo, con una mano delante y otra detrás, así que lo primero que tendremos que hacer es echar un vistazo al tablero y ver por donde podemos empezar. Hay 9 acciones diferentes disponibles y en nuestro turno, sólo tenemos que elegir una de ellas y ejecutarla, así de simple. Eso o consolidar, pero lo de la consolidación lo explicaremos más adelante. Vamos a ver ahora cuales son esas acciones que podemos ejecutar.

Comprar una fábrica

Si de lo que se trata en el juego es desarrollar tu emporio para triunfar en los negocios y conseguir la victoria, por algo tendremos que empezar. Así que, qué mejor que invertir en la compra de una fábrica. Hay tres tipos de fábricas, desde las más básicas hasta las más avanzadas tecnologicamente hablando. Dependiendo del nivel de sofisticación de la fábrica que vayamos a comprar, se nos exigirá un nivel de conocimiento para poder acceder a ella. Como es lógico, acabamos de empezar y aun sabemos poco sobre tecnología. Sólo tendremos los conocimientos suficientes para trabajar en maquinarias básicas, para hacer papel o seda pero no para la fabricación de bombillas.

Yolanda Luque Loste

Las fábricas nos cuestan siempre 6000 yenes, nada más y nada menos que la mitad del dinero con el que empezamos la partida y además, como os comentaba antes, tendremos que hacer frente a ese nivel de conocimiento que se nos exige, siendo accesibles en un primer turno sólo las de nivel 1 (las fábricas de papel o seda). Pero no os preocupeis, ya encontraremos la manera de formar a nuestros trabajadores, para que adquieran ese conocimiento necesario para manejar maquinaria más avanzadas. Es cuestión de tiempo.

Producir

Una vez comprada y construida nuestra fábrica, lo ideal es ponerse a producir. Para producir nos hace falta carbón y dependiendo del tipo de fábrica que tengamos (si es más o menos sofisticada), nos exigirá una cantidad determinada de este recurso.

Yolanda Luque Loste

Invertir en nuestro track de carbón

Y claro, os estaréis preguntando, cómo podemos conseguir carbón para producir en nuestras fábricas. Pues bien, una de las 9 acciones disponibles es invertir en minería. Eso no va a hacer más que aumentar nuestro track de carbón. Enseguida os daréis cuenta de que es un bien muy preciado. Sin carbón no hay producto, sin producto no hay ventas y sin ventas, no hay negocio. ¡Así que a darle al pico!

Yolanda Luque Loste

Invertir en maquinaria

Pero el ser humano tiene la capacidad y la necesidad de optimizar y qué mejor manera de optimizar el uso del carbón, que invirtiendo en maquinaria. Si invertimos y pagamos de 5000 a 15000 yenes por mejorar la maquinaria de nuestras fábricas, cada vez que produzcamos con el carbón, en lugar de producir “x”, produciremos “x+1” o “x+2” y lo que antes costaba más carbón y más tiempo turnos, ahora lo haremos de manera mucho más productiva.

Subir el track de conocimiento

El conocimiento es necesario para ampliar tu negocio. No puedes quedarte estancado construyendo fábricas de papel toda la vida partida, así que pronto necesitarás conocimiento para abarcar proyectos más ambiciosos a la par que lucrativos.

Yolanda Luque Loste

Comercio exterior

Claro y todo esto está muy bien, pero… ¿Para qué queremos nuestra empresa si luego nos comemos el producto? Hay que darle salida, hay que venderlo. Pues bien, en Nippon vamos a contar con dos tipos de transacciones: las locales y las externas.

Los clientes están ahí y desde el primer minuto, vamos a conocer cuales son sus exigencias. Los contratos locales están sobre la mesa y si somos capaces de dar lo que piden, a cambio recibiremos suculentas bonificaciones: nos permitirán aumentar el capital de nuestra empresa, nos darán puntos de prestigio victoria, carbón…

Yolanda Luque Loste

Comercio local

Pero eso no es todo, también existe el comercio exterior que nos permitirá ganar influencia en el mapa y vivir una lucha tensa y emocionante por ver cual se convierte en la familia Zaibatsu más poderosa de Nippon.

Si os fijáis en el mapa, existente desde el principio una influencia externa que viene representada por unos números impresos en el tablero. Los jugadores a medida que empiecen a proveer a las islas de productos, irán aumentando su influencia y lo ideal, aunque suene feo, será ir aplastando la influencia existente con la suya. Estamos hablando de negocios, ¿no? Pues eso.

Yolanda Luque Loste

Así, dependiendo del producto que sean capaz de suministrar y sobre todo, la cantidad que puedan llegar a producir, podrán literalmente echar a la competencia y posicionarse en el mapa para ganar puntos de prestigio victoria en cada ronda de puntuación.

Y no lo dijimos antes, pero hay tres durante la partida y otra al final del juego.

Invertir en la construcción de redes ferroviarias

Y hay algo más. Si quieres que tu apuesta por el comercio exterior sea más fructífera, siempre podrás invertir en redes ferroviarias para lograr que el producto se expanda como la pólvora. Construir en redes ferroviarias aumentará tu influencia en cada ronda de puntuación.

Invertir en la construcción de redes marítimas

Y lo mismo pasará con los barcos, aunque de distinto modo. Sólo nos harán puntuar más si somos los primeros o segundos con mayor influencia en el mapa.

Como veis, nueve posibles acciones, que aunque han sido enumeradas en un orden concreto, siempre estarán disponibles para el jugador en su turno, en cualquier momento y para ejecutarlas en el orden que considere adecuado. Así que en vez de empezar la partida invirtiendo en la construcción de una fábrica, quizá prefieras crear unos cimientos más sólidos invirtiendo en conocimiento y minería y aventurarte al emprendimiento más tarde…

Pero recordemos que en nuestro turno decíamos que podemos hacer una de dos: o realizar una de las 9 acciones o consolidar…

¿Y qué es eso de consolidar? Pues bien, cada vez que eliges llevar a cabo una acción, tienes que coger un trabajador de dicha acción y ponerlo sobre tu tablero de jugador. Sólo hay 6 espacios para trabajadores, así que llegará el momento en el que no tengas espacio para colocar más y te verás obligado a “consolidar”. Eso no es más que volver a llenar las arcas de tu empresa de dinero y carbón dependiendo del nivel que hayas alcanzado en los turnos anteriores y pagar el salario de los trabajadores que has tenido en plantilla. Todo sería muy normal y muy simple sino fuera porque el color de los meeples importa. Por cada color de meeple diferente que tengamos en nuestro tablero a la hora de consolidar, tendremos que pagar 3000 yenes. Si amigos. Incluso a la hora de “contratar” trabajadores para hacer las acciones, hay que optimizar para que luego no tengas que gastarte toda tu pasta en pagar salarios…

Además, cuanto consolidamos, nos llevamos una ficha de bonificación que además de darnos un beneficio automático (dinero, conocimiento o carbón), nos da un multiplicador (x3, x4 o x5) que podremos colocar en nuestro tablero para aumentar de forma significativa nuestros puntos al final de la partida.

Por suerte, para llevar a cabo la consolidación no es necesario esperar hasta llenar los 6 huecos de meeples de nuestro tablero, la podemos hacer en el momento que queramos. Pero esto puede tener consecuencias muy poco rentables, porque si durante la partida consolidamos más que otros jugadores, tendremos menos oportunidad de expandir nuestro negocio y además, los bonus por realizarla, serán de valor más bajo, haciendo que el factor de multiplicación de nuestros puntos al final de la partida, sea mucho más bajo tambien.

Opinión

La verdad es que a mi, personalmente, me da igual el tema en los juegos de mesa. Nunca me voy a poner en la piel de nadie, ni me voy a emocionar con la exploración de una mazmorra, ni voy a vivir la vida de un naufrago que pulula por una isla. Como tampoco esta vez me voy a meter en la piel de los Zaibatsus por mucho que me cueste admitirlo.

Pero si que hay una cosa que valoro y me hace disfrutar de un juego mucho más y es que las reglas y mecánicas estén bien apoyadas y vinculadas con un tema como en el juego de hoy, Nippon. Porque precisamente eso es lo que va a hacer que un juego sea intuitivo. Y que un juego sea intuitivo, es una característica que en cualquier cosa que requiera un aprendizaje, es de agradecer.

No nos engañemos: What’s Your Game tiene la fama de editar juegos con reglas tan enrevesadas y farragosas que, sólo si te gusta sacrificar tiempo y esfuerzo por aprenderlas, puedes acabar disfrutando de sus títulos.

Pero justo eso es lo que no pasa en Nippon. Las reglas te las lees en un suspiro porque te “atrapan”. Están muy bien redactadas y no dejan lugar a dudas, pero es que además, cuando empiezas a jugar, te das cuenta de que todo es tan intuitivo que, a pesar de que los primeros turnos te pueda costar saber por donde tienes que empezar, enseguida, todo empieza a rodar.

¿Os acordais del mundial que Lewis Hamilton perdió porque pulsó un botón que no debía? Ese botón no lo pulsó por torpeza, lo pulsó porque el encargado de usabilidad y diseño tuvo la genial idea de poner un botón que “apagaba” el motor demasiado accesible. Las cosas hay que diseñarlas de acuerdo a unos standares y sobre todo de manera que sean usables, intuitivas y produzcan una buena experiencia al individuo. Pues bien, esa es la sensación que tengo al jugar Nippon. La experiencia es buena no sólo por la integración del tema con las mecánicas y las reglas, si no por lo bien diseñado que están los componentes: los track, el tablero, los iconos, las losetas… es facil aprender a “manejarlo”.

Y es que además las mecánicas son elegantes, limpias… todo va sobre ruedas desde el primer momento hasta el final de la partida. Y hablando de los finales de partida… suelen ser tensos. Porque la influencia en el mapa da muchos puntos (no es la única estrategia ganadora, pero da un buen número de puntos al final de la partida) y en un momento, puedes ver cómo te los arrebatan porque alguien te supere y te expulse.

Luego la sensación de desarrollo que te ofrece el juego es brutal. Empezar con lo básico y ver cómo gracias a la optimización de tus acciones vas “creando” al monstruo y terminando realmente como uno de los “Big four” es una sensación muy chula. Y esa evolución la estas viendo continuamente porque estas toda la partida haciendo cosas, que te va a permitir hacer otras, y esas otras, que te van a generar otras. Es como el cuento de la lechera pero con final feliz.

pic1925110

Y para ir terminando, sólo un apunte más, esta vez a la portada del juego. Portada que en su momento critiqué y os cuento por qué: En la BGG se colgó una que nos dejó a muchos enamorados por lo que recordaba a las pinturas japonesas de la época. Por fin veíamos una portada de un juego diferente. Casi no parecía un juego de mesa (es la que podeis ver ahí arriba). Y de repente, la cambian y ponen la “típica” portada de juego de What’s Your Game. El cabreo fue mayúsculo, pero la verdad es que una vez ves la portada definitiva en directo es preciosa.

Yo estoy encantada con el juego. Llevo 5 partidas y pensaba que, siendo un ttítulo de What’s You Game, me costaría sacarlo a mesa. Pero no. Es un juego asequible gracias a su característica estrella: es intuitivo. Y además gusta a todo el mundo.

Sin duda, se ha convertido en uno de mis juegos favoritos. Quizá muchos piensen que exagero y quizá tengan razón, pero la experiencia de juego ha sido siempre tan buena que no he dudado ni un momento en incorporarlo al top más top de la colección.

Otros enlaces

Zaibatsu en la Wikipedia

El modelo económico japonés de preguerra: los Zaibatsu

Video reseña de Nippon en Oceano de Juegos

Dificultad 70puntos
Puntuación final 95puntos
Recent Posts
Showing 3 comments
  • SPang
    Responder

    Cada partida que hechado al juego me lo paso muy bien, todas muy igualadas y tensas.

    Eso si prefiero espaciar las partidas, ya que si de algo puede flaquear yo creo que puede ser algo en la rejugabilidad

    Para mi un gran juego, y no tan complicado como puede parecer.

    Buena reseña!

    Un saludo Yol

    • Yol
      Responder

      Muchas gracias!! Mucha razón en todo lo que dices. Es verdad que la rejugabilidad está ajustada, pero teniendo en cuenta la cantidad de juegos que tenemos, no es ningún problema dejarlo “reposar” un tiempo hasta la siguiente partida. Eso si, a pesar de que la gente habla de que la estrategia siempre sea la misma, yo si que le veo variabilidad. La variabilidad se la dan los multiplicadores, teniendo que enfocar la partida en aquellos aspectos en los que hayas puesto los multiplicadores más altos. Eso o la mecánica de la consolidación me parecen dos cosas que hacen que un juego que podría ser del montón, se convierta en un top (al menos para mi 😉 ) Gracias por pasarte y saludos!

  • Jimbo
    Responder

    A wiec GoaapdsrnoN, zalawszy kilogram pigwy litrem 70% wodki (po zlaniu nalewu) dodalabym 1/3kg cukru (moze 0.5kg, najwyzej nie dodasz calego syropu jak stwierdzisz ze za slodka)… Mnie akurat nalewka z pigwy jakos srednio powala na kolana, ale to chyba wszystko przez porzeczkowke 🙂

Leave a Comment

Contacta conmigo

Si quieres contactar conmigo, no dudes en mandarme un correo. Lo contestaré tan pronto como lo lea.

Not readable? Change text. captcha txt