Reseña de Calimala: El arte di Firenze

 In Reseñas

Hace ya casi un año, me dio la fiebre, como nos da a muchos, de comprar muchas de las novedades que se presenaban en Essen. Calimala fue una de las que más me llamó la atención pero a diferencia de otros juegos, que ya salieron de mi colección porque me parecieron prescindibles, este se supo ganar un hueco en la estantería… os voy a explicar por qué.

Calimala es un juego de mayorías con colocación de trabajadores super sencillo de reglas, pero con un par de elementos originales muy interesantes. Esos elementos los encontramos sobre todo en la parte de colocación de trabajadores y es que para empezar, las localizaciones que nos van a permitir ejecutar las acciones, no se encuentran fijas en un mapa. Son losetas que vamos a distribuir aleatoriamente antes de empezar cada partida en una cuadrícula de tres por tres (la que veis en la imagen). Además, en lugar de colocarnos sobre los edificios, nos colocamos entre ellos, permitiéndonos siempre ejecutar las dos acciones que se encuentran a cada lado, no sólo una de ellas. Interesante, ¿verdad?

Ahí no termina la cosa y es que si normalmente en los juegos de colocación de trabajadores “bloqueamos” las acciones, aquí las volvemos a “desbloquear”. Me explico: en nuestro turno, como os decía más arriba, vamos a colocar a nuestro trabajador (un disco de nuestro color), en uno de los caminos para ejecutar las acciones que hay a cada lado. Pues bien, en el momento en que tu u otro jugador os volváis a colocar en ese espacio, todos los trabajadores que allí se encuentran, volverán a reactivarse y a hacer las dos acciones correspondientes. Además, si hubiera alguna acción que se activa y que el jugador no puede hacer (por ejemplo, se activa la acción de construir, pero el jugador no puede hacerla porque no tiene ni madera ni arcilla) robaríamos una carta. Esas cartas no son más que acciones, exactamente igual que las del tablero, que podremos jugar en cualquiera de nuestro turno, tantas como queramos.

Y tal y como os decía al principio, Calimala es un juego eminentemente de mayorías. Cada vez que en un camino se coloca el cuarto disco, desencadenamos una puntuación que se va a resolver por mayorías. En ese momento, cogemos el disco que estaba abajo del todo en la pila y nos lo llevamos a la zona de puntuación colocándolo en el siguiente espacio vacío. Las mayorías pueden puntuar desde quien haya contribuido más a la aportación de materiales en un edificio, quien tenga más madera en sus almacenes en ese momento, quien haya colocado más estatuas o quien haya llevado más telas a una ciudad. El que más tenga se llevará tres puntos, el segundo dos y el tercero uno. En total 15 posibles puntuaciones, que saldrán también de manera aleatoria al comienzo de la partida, pero que al estar visibles, nos permitirán planificar nuestras acciones, para intentar ser los más fuertes en cada ámbito, en el momento adecuado.

 

Las acciones son muy sencillas. Vienen perfectamente explicadas en la parte izquierda de cada tablero individual: generar madera, arcilla, marmol y telas que iremos colocando en nuestros almacenes, construir puestos comerciales o barcos que nos permitirán hacer envíos de materiales a otras ciudades (por tierra si ya tenemos un puesto comercial en esa ciudad o por barco, si tenemos barco), construir estatuas y donar materiales para la construcción de los distintos edificios de Florencia.

 

Los edificios a los que podemos enviar materiales, son estos cuatro, siendo el situado más a la izquierda el que rompa los posibles empates en las distintas mayorías, así como los discos con los que se hayan desencadenado las puntuaciones (llamados en el juego “asientos”).

Con estos poquitos elementos, Fabio Lopiano ha sido capaz de crear un juego super interesante que ofrece partidas con muchísima interacción y sobre todo mucha tensión. Es muy importante decidir dónde te colocas y en qué momento, teniendo en cuenta, que si en uno de los huecos para colocar trabajadores, ya hay tres puestos, las posiblidades de puntuar algo en la ronda, son muy altas, ya sea porque tu mismo coloques el cuarto disco ahí o lo coloque otro. La planificación se hace fundamental a varios turnos vista, intentando centrar tus acciones en ser fuerte en los siguientes dos o tres elementos a puntuar.

Os recomiendo encarecidamente, si sabéis algo de inglés, que leáis las notas de diseñador que Fabio Lopiano escribió en su día sobre el juego en la BGG. Hay otro detalle curioso más que se me había pasado por alto y es que Lopiano, a pesar de haber hecho un juego super abstracto, ha cuidado cada detalle en la temática del juego, incluyendo siempre elementos fieles a la historia.

El juego es de tres a cinco jugadores y aunque hay variante para dos, no es nada recomendable. Como más me ha gustado el juego es a tres/cuatro jugadores y aunque a cinco es más caótico porque las puntuaciones se disparan casi sin darte margen a hacer nada por mejorar tu situación, el rato que hechamos fue buenísimo y además, a medida que avanzaba la partida, sentías cómo ibas pillándole el timing a las puntuaciones y el control era mayor.

Y como se que muchos me vais a preguntar… los edificios NO vienen incluidos en el juego, pero se pueden comprar en varias tiendas online. Son de madera, creo que cortados con laser y vienen con unas planchas  donde poder colocar los cubos y que no se muevan. Quedan espectacular en el tablero, pero las planchas hubieran quedado mucho mejor si fueran transparentes.

En definitiva, Calimala es un juego de los que me gustan: super sencillo de reglas, con muchas decisiones que tomar en la partida, interacción y tensión y ahora además lo tenemos en castellano gracias a la editorial Arrakis… la misma que nos trae Orleans con todas sus expansiones… ejem, ejem… ¡aviso de juegazo!

Y un aviso más antes de terminar: Este juego tiene todas las papeletas de aparecer en el Calendario Lúdico 2019 😉 😉

 

 

 

Recommended Posts

Leave a Comment

Contacta conmigo

Si quieres contactar conmigo, no dudes en mandarme un correo. Lo contestaré tan pronto como lo lea.

Not readable? Change text. captcha txt