Google+

Reseña de Automanía: Vamos de paseo

Por
In Reseñas
Orden de Turno
Cartas de objetivo
Cadenas de montaje
Requisitos de los mercados
Casillas de acción

Ficha del Juego

  • Diseñador:Kenneth Minde, Kristian Amundsen Østby
  • Ilustrador:Gjermund Bohne
  • Nº Jugadores: 2-4
  • Tiempo de juego: 60-90′
  • Mecánica: Colocación de trabajadores y losetas
  • Dependencia Idioma: Ninguna, sólo reglas

El jugador inicial lo eligen los jugadores

Automania es un juego que en esta pasada edición del festival de juego de Essen triunfó. Venían de un Kickstarter que fue bastante bien y terminaron de rematar la jugada vendiendo todas las copias o prácticamente todas en el festival. Ahora, vuelven a reimprimir el juego y MalditoGames se ocupa de la distribución en nuestro país. ¿Pero es para tanto? ¿Estamos ante un juego necesario en la colección?

¿De qué va?

De lo que se trata en Automania es de hacer coches, no podía ir de otra cosa. Existen dos mercados, el Europeo y el Americano y estos van a exigir a los fabricantes, es decir, a nosotros, que los coches que se produzcan tengan una serie de características: que sean seguros, ecológicos, etc. Nuestro trabajo será producir coches en nuestra cadena de montaje, basados en esos requisitos, para que luego, al venderlos, consigamos mayores beneficios y consigamos vencer en la partida.

Pero veamos un poco más en profundidad cómo se juega: En el tablero central tenemos una cuadrícula de losetas que son piezas, características de automóviles e incluso personal que podemos contratar en nuestra fábrica. Para coger esas piezas o contratar al personal y poderlos llevar a nuestro tablero, que no es más que una cadena de montaje de coches dentro de una fábrica, tendremos que coger uno de nuestros trabajadores y colocarlos en una de las 7 casillas de acción disponibles.

Yolanda Luque Loste

Si los colocamos en las casillas de la izquierda, podremos coger cualquier loseta de la misma fila y si lo colocamos en las casillas de arriba, podremos coger cualquier loseta de la columna en cuestión. Pero estas casillas no sólo nos dan acceso a estas losetas, sino que además nos permiten hacer una acción que es la de crear uno de los tres tipos de coche que hay en el juego. Así que el turno será: colocar trabajador, coger loseta y realizar acción, o lo que es lo mismo, colocar trabajador, llevarte una pieza o ampliar la plantilla de tu fábrica y fabricar uno de los tres tipos de coche.

Tenemos la posibilidad de crear coches urbanos, todo-terrenos o deportivos y cada coche tiene una cadena de montaje diferente, así que tendremos que ir seleccionando muy bien las piezas para hacer coches que luego podamos vender al máximo precio posible. Y es que en todo momento vamos a poder ver y preveer las exigencias de los mercados europeos y americanos porque vamos a tener a la vista siempre esas demandas. Hay demandas activas y otras futuras que irán rotando de ronda a ronda, pero todas estarán visibles desde el principio.

Yolanda Luque Loste

Por ejemplo, en este caso el mercado norteamericano demanda coches seguros y rápidos. Pues cuanto más se parezcan nuestros coches a lo demandado por los mercados, más popularidad ganaremos. La popularidad son esas estrellitas que veis en la foto y se pueden conseguir de varias maneras, pero sobre todo, con piezas demandas por los mercados y accesorios decorativos que podemos añadir a los coches como spoiler o adornos para el retrovisor. Vamos, que cuanto más cani sea el coche, mejor 😛

Yolanda Luque Loste

Así que en esta primera fase de fabricación de coches, la colocación de trabajadores es crucial, porque cuando eliges ponerte en una casilla de acción no sólo estás recogiendo “recursos” piezas para los coches, sino que además la casilla donde te coloques limita el tipo de coche que puedes fabricar. Así que desde el principio tienes decisiones que afectan al desarrollo de la partida.

Cuando un jugador pasa en la ronda en curso, elige donde colocarse en el orden de turno. Y aquí viene otra decisión importante, porque dependiendo donde te coloques, vas a poder vender más o menos coches en la siguiente fase que es la de venta de coches. Así que en el orden de turno eliges la posición en la que empezarás la próxima ronda, la cantidad de coches que vas a poder vender e incluso si te llevas o no alguna loseta o carta de objetivo.

Yolanda Luque Loste

En la fase de venta de cada ronda, los dueños de los coches más populares, serán los primeros en vender y elegir el beneficio que se llevan por esas ventas: puntos de victoria o valioso dinero que servirá para pagar lo que nos cuesta hacer los coches. Los urbanos cuestan menos porque son más austeros y llevan menos piezas y por lo tanto, se van a vender más baratos, mientras que los deportivos, cuestan más pasta hacerlos, pero puedes añadirle más pijotadas para que luego puedas venderlos más caros y le saques más rentabilidad.

En definitiva, muchas decisiones en un juego aparentemente naïf.

Opinión

Automania es un juego que de primeras no me llamaba la atención: ni la temática, ni las mecánicas, ni sobre todo, sobre todo, el arte. O podría llamarlo el NO arte. O el juego sin arte. Y es que aunque tiene unos colores saturados que pueden llamar la atención, cuando te fijas en la estética de muñecotes de App para móvil o en esas señales que parecen sacadas de un libro de educación vial para niños, se te quitan las ganas de mirarlo demasiado. Con lo que se prestan los juegos de mesa a ilustraciones bonitas… pero cuestión de gustos 😉

Además el juego salió de un Kickstarter de una editorial de la que no conocíamos títulos anteriores o al menos yo no sabía nada de ellos, así que en Essen lo descarté.

Pero luego la gente empezó a probarlo (los pocos que pudieron porque hicieron una tirada de pocas unidades y se vendieron todas en un plis), y empezaron a hablar muy bien de él: un familiar para jugones decían de él. Así que tan pronto como los chicos de Maldito Games dijeron que se iban a encargar de distribuir la segunda tirada aquí en España, corrí para hacerme con una copia.

¿Y cual es el veredicto? Pues que para mi gusto se queda “entre dos tierras”. Me explico: es cierto que es un juego interesante y sobre todo muy entretenido porque tiene la suficiente chicha para estar pensando cómo gestionar tus turnos de la manera más eficiente posible. Tomas muchas pequeñas decisiones durante la partida que son importantes para poder ganar y eso es un punto muy a favor. Hay interacción porque estas todo el tiempo fijándote en qué van a hacer los demás para que no te pisen las acciones que necesitas para llevarte las piezas buenas o la posibilidad de crear a menor coste el coche que necesitas… y luego está el tema de controlar que los demás no hagan coches mucho más populares que el tuyo porque a la hora de vender no vas a tener la posibilidad de elegir los puntos de victoria o la pasta que te hace falta para ir más tranquilo en la partida.

El juego aparentemente lo tiene todo pero tiene dos pegas en mi opinión importantes: la primera es lo mal que escala, porque a dos, las casillas de acción no se reducen, con lo cual es difícil no ir a por lo que quieres sin el agobio de que alguien te pise la jugada. Y eso evidentemente hace que la lucha y la tensión que existe a cuatro jugadores desaparezca. La segunda es que a cuatro jugadores las partidas llegan a las dos horas si lo tienes que explicar (al menos con los dos grupos que lo he jugado yo) y un juego tan sencillo como este, que dure tanto, para mi es un handicap. Teniendo en cuenta estas cosas, tengo que decir que para mi gusto algo falla: tengo la sensación de que a dos sería super agradable de sacar a mesa porque se ventilaría en un plis y la relación tiempo de partida/dificultad sería maravillosa, pero le falta la tensión porque las acciones son demasiado accesibles y en cambio a cuatro, que es como se disfruta, dura demasiado… No lo he probado aun a tres, pero quizá sería un buen número para que esa relación tiempo/sencillez/tensión aparezca.

En resumen, un juego interesante pero que para mi gusto se queda entre dos tierras: ni lo suficientemente sencillo como para catalogarlo como familiar ni lo suficientemente profundo para los más jugones. Aún así, quedaros con que es un título interesante para darle una oportunidad y ver si os encaja en vuestro grupo/ludoteca. En la mía por ahora se queda, pero no se si aguantará mucho precisamente por la razón que os acabo de argumentar: se queda un poco en tierra de nadie. Se que hay mucha gente que no estará de acuerdo con lo que digo. Como siempre, lo mejor es que lo probéis, porque en gustos y grupos, no hay nada escrito 😉 ¿Qué os ha parecido a vosotros? ¿Cuanto os suelen durar las partidas?

Es sencillo al 70%
Es profundo al 40%
Es rejugable al 40%
Escala bien al 10%
Es intuitivo al 70%

approved copia

Entradas relacionadas
Showing 3 comments
  • iMisut
    Responder

    Búscate nuevos jugadores, porque yo con explicación no llego a la hora y media, con una tensión muy rica y con no jugones (aunque cada vez menos porque se enganchan que da gusto). 😛

    Vas a tener que preparar unos test para evaluar la tendencia al AP de los aspirantes 😛

    • Yol
      Responder

      Jajaja la cosa es esa: es un juego supuestamente familiar o así se ha estado vendiendo, pero con una mecánica que a los más novatos le produce un AP brutal, porque son muchas cosas a tener en cuenta. La culpa es de los jugadores, si. Pero es lo que comentó en la entrada, que quizá no es tan familiar como nos quieren hacer ver, ni tan profundo para jugones. De ahí lo de que para mi gusto, se quede en tierra de nadie. Con gente metida en los juegos de mesa, estoy segura de que la partida serían 90 min, pero a la hora de sentarme con 3 jugones más, estoy casi segura de que antes elegiría otro título 😉

  • YiyeruBatavio
    Responder

    “Escala bien al 10%” es un eufemismo maravilloso al nivel de:

    “Ahora no estoy buscando novio”

¿Y tu qué opinas?

Contacta conmigo

Si quieres contactar conmigo, no dudes en mandarme un correo. Lo contestaré tan pronto como lo lea.

Not readable? Change text. captcha txt