Google+

Reseña: 7 Wonders

Por
In Reseñas
Tablero individual de maravilla
Monedas
Cartas de las distintas eras
Cuaderno de puntuación
Tokens de ejército

Ficha del Juego

  • Diseñador: Antoine Bauza
  • Ilustrador: Miguel Coimbra
  • Nº Jugadores: 2-7
  • Tiempo de juego: 45′
  • Mecánica: Card Drafting / Set Collection
  • Dependencia Idioma: Ninguna, sólo reglas
  • BSO: 7 Wonders

Todos los jugadores juegan de forma simultánea

7 maravillas del mundo, 7 civilizaciones y hasta 7 jugadores que podrán gobernarlas, explotar sus recursos, construir maravillas y alzar su poder militar para salir victoriosos.

¿De qué va?

En 7 wonders de lo que se trata es de desarrollar la civilización que te haya tocado gobernar de la forma más provechosa posible. Para ello y a través de tres rondas correspondientes a tres eras históricas, los jugadores jugarán sus cartas de forma simultánea.

Cada jugador comienza la partida con 7 cartas y de esas 7 cartas, tendrá que elegir una y pasar el resto al compañero de al lado. Una vez elegida y pasadas el resto de cartas, se destaparán las cartas de los 7 jugadores a la vez y se llevarán a cabo las acciones correspondientes, que pueden ser tres diferentes:

  • Construir una estructura
  • Desarrollar tu maravilla
  • Descartar la carta para obtener 3 monedas

Al construir una estructura y según del color que sea, obtendremos unos beneficios u otros: recursos con los que pagar más tarde otras cartas, puntos de victoria, desarrollar nuestro ejército, crear avances científicos, etc.

Cuando elegimos desarrollar nuestra maravilla con la carta elegida, lo que debemos hacer es dejarla boca abajo y colocarla bajo nuestro tablero individual. Esto nos proporcionará las ventajas que indique el tablero, que puede ser desde puntos de victoria, a recursos, poder ver las cartas descartadas durante el juego, etc.

La tercera opción es obvia: descartar la carta para obtener monedas.  Que nos salvará de apuros cuando estemos escasos de pasta, pero además y si somos muy largos, puede ser una buena opción para quitar de en medio esa carta tan codiciada por el resto de jugadores.

Y hablando del resto de jugadores, hay que comentar algo muy importante y es que durante el juego, a los que estén sentados a tu izquierda y derecha, no los vas a poder perder de vista porque no sólo podrás contar con sus recursos (previo pago de unas monedas) sino que además, al final de cada era, tu ejército y el de ellos, se medirán en fuerza, haciendo que el ganador y el perdedor reciban puntos de bonificación o penalización respectivamente.

Después del primer turno, los jugadores vuelven a pasarse las 6 cartas, eligen una, eligen de nuevo su acción. Así hasta que sólo queda una carta, que se descarta y desencadena el pase a la siguiente era.

El juego finaliza con la tercera era y una vez llegados a ese punto, tendremos que contabilizar todos los puntos obtenidos. Por cierto, aconsejo mucho, la descarga de la aplicación para dispositivos móviles de 7 wonders. Tiene un contador de puntuación casi imprescindible teniendo en cuenta la cantidad de cosas que hay que tener en cuenta, así como otras herramientas o incluso una nueva maravilla con la que poder jugar: Cupertino 😉

Opinión

7 Wonders es un juegazo. Así de claro lo tengo. Se que el título de Bauza cosecha críticas y halagos a partes iguales, pero yo soy de las que se posiciona en el lado favorable. Y es que es un juego muy accesible para cualquiera, entretenido incluso para jugones y con millones de posibilidades. Pero vamos por partes.

Lo primero que quiero recalcar es el rango de jugadores que pueden jugar a 7 wonders. Siete. ¡Siete! Y siendo un juego de caja grande y no un party o un filler, es algo muy interesante a tener en cuenta. Y es que encima escala perfectamente. Es cierto que el juego cambia sustancialmente de jugarlo a 2 a jugarlo a 7, pero funciona perfectamente bien a cualquier número de jugadores.

Otro punto a favor es lo bonito que es y los componentes que tiene. Las ilustraciones son una maravilla más. Desplegado en la mesa queda alucinante. Es verdad que sólo son cartas y unos cuantos tokens de cartón, pero son de buena calidad y las cartas son de un tamaño perfecto: ni muy chicas, ni muy grandes, muy bien diseñadas y con una iconografía muy clara y bien distribuida.

La mecánica del draft funciona muy bien y gracias a ella en el juego no vamos a tener entreturnos dejando la sensación de juego dinámico y trepidante desde principio a fin.

Pero no todo va a ser positivo… hay cosas que pueden hacer chirriar a algunos y son sobre todo dos: el encorsetamiento estratégico durante la partida y la puntuación.

Encorsetamiento porque dependes de las cartas que te vayan llegando y de tus vecinos. Si tienes a tu lado malos jugadores, tendrás menos posibilidades de desarrollar tu civilización. Pero volviendo al rango de jugadores que comentábamos al principio, este “problema” que ven algunos, queda totalmente eliminado jugando a dos. Casi nadie recomienda 7 wonders a dos jugadores… ERROR!. A dos el juego de Bauza se convierte en mucho más estratégico y mucho más equilibrado. Si no lo has jugado nunca así… ya estás tardando.

El tema de la puntuación es otra historia y depende más de las sensaciones o gustos del jugador. En 7 wonders la puntuación es oculta hasta el final. Más o menos, por las cartas que hay encima de la mesa y cómo se van desarrollando las civilizaciones, puedes intuir cómo va uno u otro, pero no es hasta el final que sabes a ciencia cierta quien ha ganado. A mi particularmente me encanta este sistema. No me molesta en absoluto, porque hace que te concentres más en tu juego y además otorga tensión hasta el último minuto. Es curioso, porque otro juegazo pero más reciente, Five Tribes, utiliza el mismo sistema y aún no he escuchado tantas críticas por este tema.

Dicho todo esto, creo que intuiréis que mi puntuación va a ser alta… muy alta. Bauza es un autor no demasiado reconocido o al menos no tanto como Kramer, Knizia o Feld. Y todo por no haber hecho hasta el momento ningún juego duro. Es verdad que todos sus títulos son familiares… pero ¡qué bien hechos están! Cuida el apartado gráfico hasta el infinito, entretienen, divierten y creo que son juegos que puedes jugarlos para pasar un buen rato y dejarte llevar, o concentrarte e intentar sacarles algo más de partido con rivales fuertes.

Resumiendo: 7wonders me parece entretenido, fácil de jugar, muy rejugable, bonito, con un amplio rango de jugadores, que escala de maravilla, con componentes preciosos, con un arte espectacular, dinámico y además tenso hasta el final. Señoras y señores: ¡Ole 7 wonders!

P.D. Justo ayer Bauza en las redes sociales enviaba alguna foto de su nuevo proyecto: Duel. Una nueva versión de 7 wonders exclusiva para dos jugadores. Estaremos muy pendientes de su publicación.

Captura de pantalla 2015-05-14 a las 8.07.47

Dificultad 50puntos
Puntuación final 90puntos
Entradas relacionadas
Showing 4 comments
  • raul sanchez
    Responder

    BUENA RESEÑA

  • Alberto Francés
    Responder

    La primera persona que veo que recomienda 7 Wonders a 2. Nunca lo he jugado porque siempre lo he evitado a raíz de la mala fama a ese número de jugadores.

¿Y tu qué opinas?

Contacta conmigo

Si quieres contactar conmigo, no dudes en mandarme un correo. Lo contestaré tan pronto como lo lea.

Not readable? Change text. captcha txt