Shogun se mire: El Crowdfunding

Ola hamijos.

Hoy vengo a compartir con vosotros unas cuestiones que hace ya largo tiempo recorren mi cabeza, en primera instancia son de índole lúdica, pero a medida que avanza mi truculento relato este se adentra en lo filosófico, todo abordado con cierta profundidad y aderezado con los pertinentes chascarrillos que no eximen a la narración de la épica y ese tiente noir que tanto me caracteriza…

Tratándose de una entrada tan ambiciosa he pensado en titularla “mis mierdacas”… en otro orden de cosas, si, mi asesor de márquetin ha dimitido.

Resumiendo, quiero opinar del “crowdfunding”, esa palabra que hoy por hoy conoceis bien pero que si hace algunos años te hubiesen pedido que la escribieses habrías partido la punta del boli nada más tocar el papel… en lo sucesivo y para tranquilidad de Cervantes hablaremos de “micromecenazgo”, se trata de un sistema de financiación que permite que proyectos independientes que de otra forma no podrían ver la luz lleguen a buen puerto, sin ir más lejos, mi primo el de Parla (Dirk Henn) pudo editar un juego que recrea al dedillo el descubrimiento y colonización del nuevo mundo y los cambios sociales, culturales, políticos y religiosos que se vivieron en el viejo continente, todo ello fruto de una documentación nunca vista hasta ese momento, tan ambicioso proyecto se materializó con el nombre de “Amerigo”, este es sólo un ejemplo de un juego que jamás se podría haber conseguido por métidos tradicionales ya que ni el autor (Estéban no se qué) ni la empresa (Juegos Reina S.L.) estaban posicionados en el mercado.

las-5-trampas-del-crowdfunding-en-videojuegos-2

Como la cosa está muy achuchada (si mi novia se va con otro me voy con ellos) no voy a viajar lejos, mejor me quedo en España que sale más barato y salvo que vayas al “flunch” se come bien… volviendo al meollo, este modelo de negocio (el micromecenazgo, no el “flunch” que eso no se ni como llamarlo…) conoce en nuestro país varias plataformas, “Lanzanos”, “Ulule”… en mi experiencia personal sólo he usado “verkami” y ha sido para financiar dos juegos “Ars Universalis” y “Plus Ultra”, ambos de la editorial “Meridiano 6” (empiezo a pensar que lo mío con las comillas es enfermizo…) Time of questions:

– ¿Por qué financié estos juegos?
– Muy sencillo, tuve la oportunidad de jugarlos previamente y me gustaron, cuadraban en mi ludoteca y una vez en mi poder tendrían posibilidades de ver mesa.

– ¿Quieres decir que si no los hubieses jugado no los habrías financiado?
– Exacto, por suerte hay muchísimos títulos en el mercado, para comprar uno que no tendré en mi poder hasta dentro de meses y no saber si me gustará o no prefiero comprar un juego hoy que tampoco haya jugado nunca y no saber si me gustará o no, pero poder salir de dudas ya mismo.

– ¿Y qué hay de apoyar un juego español (que no te echas nada en el bolsillo, pero da más gustico que si el juego es de Uzbequistán del sur)?
– Muy buena pregunta entrevistador anónimo.
– Me llamo Anselmo.
– Encantado Alberto, me ha encantado esa pregunta, porque acabas de descubrir el verdadero punto de origen de esta entrada.
– He dicho Anselmo, no Alberto…
– Whareba, tira pa casa si quieres que ya sigo yo sólo.

Por suerte cada vez hay más y más proyectos nacionales en las diversas plataformas y eso es bueno, no obstante, por el bien de mi bolsillo intento no comprar juegos que no haya jugado o al menos haya podido leer varias reseñas u opiniones en internet, pensareis que eso tiene fácil solución, que lea en internet comentarios sobre los distintos proyectos a financiar y que con esto tendré suficiente información para decidir, pues bien gente joven, yo creo que NO, creo que por desgracia un amplio porcentaje de las veces hay poca información proveniente de fuentes ajenas al proyecto y lo que me resulta más preocupante, en muchos, muchísimos casos, la información que encuentro la catalogo como “dudosa” ya que en el caso de que un juego:

a) sea más de lo mismo.
b) esté poco testado.
c) no tenga gracia por ningún lado.
d) para lo que es sea largo.

O cualquier otro defecto relevante, en ese tipo de supuestos me da la sensación de que quien tiene una vía de comunicación con la comunidad jugona suele optar por el silencio o el maquillaje y es que, si has jugado a un juego que en breve va a optar publicamente a ver la luz y no te ha gustado nada ¿Qué vas a hacer? ¿Defenestrarlo? ¿Sacarle los higadillos a la idea y desarrollo de una persona que ha dedicado tiempo y esfuerzo a aquello en lo que cree? Personalmente, creo que tampoco estaría bien. Como veis traigo un conflicto pero no aporto solución alguna… De hecho, cuando alguien me recomienda un juego que está en alguna plataforma lo miro con cierto recelo y a día de hoy aún no he entrado en ninguno sin haberlo provado, como habéis comprobado llego al final con cierto desasosiego… como un videoclip de Gemeliers rodado por David Lynch.

¿Cómo lo habéis visto de noir?

Recommended Posts
Showing 5 comments
  • Paladin Catumarus
    Responder

    Y no estas metida en pocket invaders????Rompe con todo apuesta segura xD

  • amarillo114
    Responder

    jajajaja trolazo a-class

  • Jorge Batavio
    Responder

    Ola hamijos.

    Yellow ciento catorce -> Gracias por esas risotadas.

    Knight Gatomarus -> Iba a mirar pocket invaders con mucho recelo (como siempre hago con los crowdfundings), no hacía falta que me hablases como si fuese una mujer, poner mi virilidad en tela de juicio no era necesario. XD

    : )

  • sotillano
    Responder

    Padre, he pecado.
    He participado en más micromezenazgos que juegos he comprado. Será difícil invertir la tendencia sin arruinarme o reventar el armario donde guardo los huejos.

Leave a Comment